9 claves para potenciar tu marca personal

¡Conviértete en el freelance que siempre has querido ser!

9 claves para potenciar tu marca personal

Crear una marca personal potente y reconocible debe ser tu objetivo como profesional. Si quieres desmarcarte de tu competencia, tu marca debe ser diferente y tú debes posicionarte como un referente en tu sector. ¿Tienes que ser el mejor? No es necesario. Intentar ser el mejor consume demasiados recursos y esfuerzos. ¿Tienes que ser el único? Si no tienes competencia en tu sector, deberías preguntarte si hay realmente mercado para lo tuyo…

Por eso, para aquellos que no son los mejores ni los únicos, aquí dejo unos cuantos consejos (aunque me gusta poco esa palabra) que a mí me han ido bastante bien:

1.- Cuenta tu historia personal: Añade personalidad a tu marca. Explica tu trayectoria y cómo has llegado hasta donde estás. La idea es mostrar quién eres de verdad y por qué tu cliente debe confiar en ti.

2.- Crea una web profesional para un nicho de mercado concreto: Aunque no lo creas, la gran mayoría de profesionales no tienen una web propia. Y, aquellos que la tienen, normalmente no la trabajan lo suficiente como para atraer la atención de un público concreto que se traduzca en futuros clientes.

3.- Haz con tu marca lo que quieres vender a otros: Muchos “expertos” no practican con su propia marca lo que ofrecen a los demás. Por ejemplo, muchos diseñadores web no tienen una web adecuada para transmitir sus conocimientos. Crea una marca personal que transmita que sabes hacer lo que estás queriendo vender a tus clientes.

4.- No seas el más barato de tu sector: Aunque al principio sea complicado, trata de poner precios altos a tus servicios y productos. Si estableces unos precios muy bajos, te estarás posicionando como un profesional con una propuesta de valor poco trabajada y parecerá que ofreces un servicio mediocre. Unos precios por encima de la media harán que tus potenciales clientes te vean con otros ojos.

5.- Ayuda a tus clientes antes de vender: Piensa en cómo satisfacer las necesidades de tus clientes antes de intentar vender directamente tus servicios. Si te centras en tus clientes, los ingresos llegarán a medio plazo. Busca cómo puedes ayudar realmente a que tus clientes sean líderes en su sector y eso te aupará a ti también a lo más alto.

6.- Dedica tiempo al networking: Invertir en relaciones siempre es algo muy rentable en términos profesionales. Busca cómo darte a conocer entre tu público objetivo acudiendo a foros, eventos y otros actos que puedan ayudarte a posicionar tu marca.

7.- Invierte en tu marca: ¿Por qué no usar anuncios en Google o en redes sociales para llegar a tu cliente potencial? Identifica las palabras clave por las que quieres ser encontrado y crea anuncios en Adwords para que te encuentre fácilmente quién pueda necesitarte. Valora también Facebook o LinkedIN como plataformas donde crear anuncios segmentando muy bien el público objetivo.

8.- Dedica tiempo a conocer perfectamente a tu cliente: A veces pensamos que ofrecer un servicio generalista es positivo. Nada más lejos de la realidad. Tener como cliente a todo el mundo es un error muy común que no ayuda a crear una marca personal potente. Identifica claramente a quién ayudas con tus productos o servicios y analiza en detalle sus preocupaciones y dificultades para mostrar cómo puedes ayudarles.

9.- Pide recomendaciones: Los comentarios positivos de clientes siempre transmiten credibilidad y ayudan a desarrollar una marca personal potente. Solicita recomendaciones a antiguos clientes que hayan salido satisfechos con tu trabajo. Normalmente te dirán que sí y podrás incluir esos testimonios en tu web o en tu perfil en LinkedIN, por ejemplo.

¿Ya practicas alguna de estas recomendaciones? Cuéntame tu experiencia comentando este artículo 🙂

¡Vivir es compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *